Noticias

jueves, 4 de mayo de 2017
Semicrol apuesta por la Universidad de Cantabria para captar talento

El capital humano es uno de los principales valores que atesora Semicrol. El carácter internacional de la compañía y las elevadas exigencias de calidad que rigen los mercados extranjeros obligan a la empresa de base tecnológica a invertir de manera continua tanto en la formación de sus actuales trabajadores como en los procesos de captación de talento.

Logo UCA pesar de la progresiva expansión de la organización, Semicrol sigue apostando por Cantabria a la hora de incorporar nuevos trabajadores. La fluida relación que mantiene tanto con la Universidad de Cantabria facilita estos procesos, dirigidos a posicionar la compañía como un centro de trabajo interesante para los perfiles más técnicos de algunas titulaciones. A día de hoy, alrededor del 60% del personal de Semicrol procede de la UC.

En ese sentido, Vicente Alciturri Gandarillas y Natalia Alciturri Fernández han visitado la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales y de Telecomunicación (ETSIIT) de la Universidad de Cantabria para presentar la compañía a un grupo de 20 estudiantes de 4º curso. En su encuentro con el alumnado, ambos destacaron la estabilidad que ofrece Semicrol a todos sus trabajadores y su disponibilidad para recibir los currículums de todos los interesados. Fiel a su ADN de empresa familiar, la organización aboga por las relaciones a largo plazo con el equipo humano por lo que Semicrol se presenta como una alternativa estable en el actual mercado laboral.

Precisamente, uno de los aspectos que más interesó a los estudiantes fue la posibilidad de desarrollar una carrera profesional completa en la empresa. Del mismo modo, preguntaron por las posibilidades de cambiarse de departamento una vez comenzada su etapa laboral. Los representantes de Semicrol les aseguraron que el único límite en ambas cuestiones reside en reunir las capacidades indicadas para cada puesto de trabajo.

En ese sentido, incidieron en los continuos procesos de formación que resultan necesarios para poder atender las actuales demandas del mercado. Para ofertar un software de clase mundial dirigido específicamente a la gestión integral de los procesos de investigación es necesaria una actualización de conocimientos continua. Un proceso del que se encarga la propia compañía. De hecho, próximamente organizarán un curso para programadores que servirá también como proceso de selección de personal para la empresa.